Seigorman, el primer argentino en el básquet de Indonesia

El básquet argentino sigue creciendo fuera de los límites del país. Cada vez son más los jugadores y entrenadores que se desempeñan en el extranjero. En esta ocasión quien se marchó para romper una barrera y ser el primer representante en Indonesia es Maximiliano Seigorman.

El entrenador entrerriano estuvo en las selecciones formativas de Argentina, fue uno de los asistentes de Oveja Hernández durante su última etapa en el representativo nacional, además estuvo a cargo de ENEBA. En su última experiencia, fue asistente técnico de Gabriel Picatto en Regatas de Corrientes en la Liga Nacional.

Hace un par de semanas partió a Indonesia para convertirse en el nuevo entrenador de Dewa United que compite en la liga profesional de dicho país. Básquet Plus dialogó con él sobre esta nueva experiencia.

– ¿Cómo se dio la posibilidad de ir a dirigir a Indonesia?

– En principio había tenido otras posibilidades de venir al continente asiático. Tenía una oferta para ir a Taiwán pero por distintos motivos no se pudo hacer. Esta propuesta me llegó por intermedio de Herman Mándole, hace tiempo veníamos compartiendo algunas experiencias, estuvimos trabajando juntos cuando él asume la conducción de las selecciones, estuvimos colaborando con todo lo que nosotros habíamos hecho para que el traspaso sea lo mejor para el básquet argentino. Él me pone en contacto con los dirigentes y se definió mi llegada al Dewa United.

– ¿Conocías algo del básquet de ese país antes de darse esta posibilidad?

– De esta liga de Indonesia particularmente no. Pero como tuve contacto con otras ligas, sí sabía que tenía algunas particularidades. Pero cuando comenzaron las reuniones con los dirigentes y me manifestaron su intención, comenzó a buscar información, los equipos, los rivales, los jugadores y demás. Hay varios jugadores que pasaron por las competencias argentinas.

– ¿Cuáles son los objetivos del trabajo y los plazos estipulados?

– La IBL, que es la liga profesional de acá de Indonesia, ya terminó su etapa regular. Finalizó el 30 de marzo, ahora se están jugando los torneos de selecciones y después viene la segunda parte del torneo que son los playoffs. Obviamente que el objetivo del equipo es estar lo más arriba posible. Con esa convicción vine para acá, a trabajar lo más duro posible, a tratar de mejorar lo que más se pueda en el equipo y a implementar una forma de trabajar que es la que uno cree.

– ¿Cómo está siendo la adaptación personal con la vida, la cultura y con el básquet que ahí se juega?

– Si bien llevo poco tiempo con el equipo y en la vida en particular, me llevo muy bien con todos, muy predispuesta la gente, muy cercanos. La verdad que uno se siente cómodo. Obviamente que la cultura y la idiosincrasia a la que uno está acostumbrado no es la misma, pero tratando de ir construyendo vínculos en el día a día, de construir un equipo. Las atenciones que recibí fueron excelentes, la organización está en todos los detalles. El club además del básquet tiene el fútbol, que es el deporte número uno en Indonesia, después viene el badmington.

– ¿En qué momento de tu carrera te llega esta posibilidad?

– Me llegó en un momento muy lindo, después de haber vivido muchos años en proceso de Selección. Siempre le voy a estar muy agradecido a Sergio Hernández por todo lo que nos apoyó y lo que nos brindó en estos años, además fue el que nos impulsó a tomar este tipo de decisiones, de salir, de crecer, de entender que el básquet nos brinda un montón de posibilidades. Agradecido y muy contento de todo lo que me tocó vivir en los últimos años. Creo que es un momento de mi carrera en el cual tengo que aprovechar la experiencia que tengo y tratar de seguir creciendo, este será un paso y seguramente iré por otros objetivos también importante. Una experiencia nueva, linda y difícil.

– ¿Qué balance podés hacer del paso que tuviste por Regatas de Corrientes?

– La experiencia en Regatas fue muy buena en lo personal y en lo profesional. No tengo más que palabras de agradecimiento. Si bien la temporada no fue todo lo bueno que esperábamos, creo que hicimos un buen trabajo. Haciendo un balance, creo que las lesiones por momentos no nos dejaron estar en una mejor posición. Estoy muy agradecido a Gaby Picatto, aprendí muchísimo con él, ya lo venía haciendo hace algunos años en la selección y ahora lo seguí haciendo. Me parece un profesional increíble. El deporte es así, a veces las cosas no terminan como uno quiere. Pero estoy tranquilo, también por tomar la decisión de acompañar a Gaby cuando se decidió su salida del club.

– ¿Sobre tu proceso en los seleccionados formativos de Argentina, cuál es el balance del trabajo realizado, de los años que allí estuviste?

– Fue una etapa increíble. Un proceso en el cual me tocó compartir con un montón de gente, estuvo involucrada mucha gente. Nada de lo que se hizo se podría haber hecho por una sola persona, muchas áreas involucradas. Muy contento porque además pudimos llegar a muchos lugares y observar muchos chicos. El balance es muy bueno y además se dejaron un montón de cosas, trabajos realizados, libros y ojalá que el básquet argentino lo pueda seguir utilizando y se vaya aggiornando porque así como evoluciona el básquet uno también lo tiene que ir haciendo. Fue una etapa maravillosa, en la cual me sentí orgulloso de representar al país cada vez que me tocó hacerlo.

– Por último, también un balance respecto a ENEBA

– ENEBA fue una etapa muy linda de mi vida, la cual me ayudó a crecer mucho. Se armó un gran equipo de trabajo, con un nivel muy bueno de la escuela. Creo que la escuela argentina está entre las tres mejores del mundo, no tengo dudas al respecto. Fueron más de 100 personas trabajando en la escuela entre directores, coordinadores, es un orgullo muy grande. Creo que los entrenadores argentinos vamos a permanecer toda la vida a la escuela argentina y saben que cuentan con mi colaboración permanente. Me siento muy orgullo de haber integrado ENEBA.

http://basquetplus.com/indonesia-maximiliano-seigorman-dewa-united-entrevista-nueva-experiencia-sergio-oveja-hernandez-cab